Google+

google tag manager

Pinterest

10 ideas sencillas para hacer nuestro hogar más sostenible

Hola de nuevo familias ¿Qué tal? Esta queremos  hacer nuestro hogar más sostenible.  ¡Y nuestra manera de vivir y de consumir! Y es que las chicas de Selfpackaging nos ha invitado a participar en el reto #0wasteSP que os contaremos al final de post, y nos parecía interesante buscar ideas para proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural del mundo, como defiende la meta 11.4 del punto 11 (Ciudades y comunidades sostenibles) de los objetivos de la ONU del 2015.

Lo que vienen siendo pequeños gestos que  ayuden a cuidar el planeta ¿Recordáis eso de que No tenemos Planeta B

Si pensamos de forma global, descubriremos que hay muchas cosas que no necesitamos... Y es que ser más sostenible nos ayudará a ahorrar. ¡Más de lo que nos imaginamos!



REDUCIR, REUTILIZAR, RECICLAR



Cuidar el planeta y a la vez ahorrar en nuestro hogar suena bien  no?



10 ideas sencillas para hacer nuestro hogar más sostenible

Aveces pequeños gestos que son fáciles de llevar a cabo suponen mucho... No sólo por el impacto que nuestras acciones pueden conllevar, sino también a modo educativo, enseñando los valores en los que creemos a nuestros hijos e hijas. Ya sabéis eso de predicando con el ejemplo no?

Pero, ¿Qué podemos hacer en nuestro hogar para que sea más sostenible?

1. Usar un único producto de limpieza para vuestro hogar

¿Y eso es posible? Pues la verdad es que sí... El ingrediente casi mágico es el bicarbonato, que elimina la grasa, desatasca y desinfecta, unas veces usándolo sólo y otras veces mezclándolo con agua y/o vinagre, por ejemplo...  

Con él podemos evitar los malos olores de la basura y limpiar casi toda la casa: la cerámica del baño, las alfombras, el fregadero, los cubiertos, los azulejos, la vitrocerámica, los juguetes, los cristales, los muebles, las paredes, e incluso la ropa. 

La red está llena de consejos sobre cómo usarlo, y gracias a él podemos evitar muchos botes en casa... Bien por el almacenamiento, bien por la limpieza de  nuestro hogar, y bien por el medio ambiente, porque la mayor parte los productos de limpieza que compramos tienen químicos innecesarios que contaminan ¡Y mucho! ¿Lo sabíais? 

El bicarbonato  es  un producto económico, multiusos,  natural y ecológico que una vez usado es biodegradable, por lo tanto, no daña a la naturaleza.

Parecido podemos hacer para la higiene personal. Podemos usar pastillas de jabón en lugar de jabón líquido. ¡Imaginad cuántos botes de plásticos evitaríamos en casa! En casa ya hicimos jabones de avena. ¿Los recordáis? Podéis ver la receta aquí.

2. Da una segunda vida a tus muebles

También en la decoración de nuestra casa podemos elegir mobiliario sostenible como el de bambú del que ya os hablamos, y/o dar una segunda vida a los muebles que tenemos en casa.

Muchas veces, tan sólo una mano de pintura puede hacer que esa pieza que pasaba totalmente desapercibida o que ya no os gustaba gane protagonismo y de un giro a la decoración de vuestras casa. ¡Puede pasar de no gustaros a chiflaros!

¿Recordáis la cómoda que convertimos en mueble de baño? ¿O este escritorio? Es posible darles una segunda vida ;)


3. Usar servilletas de tela

Es obvio que la vida útil de las servilletas de tela es mucho más larga que las servilletas de papel. Muchas familias pensamos que al ser de papel son biodegradables y por lo tanto muy sostenibles, pero no olvidemos que para fabricar servilletas de papel  hay que talar árboles.

Por otro lado, la industria textil es el segundo sector más contaminante, así que las servilletas de tela tampoco son el producto más sostenible, pero las servilletas de papel, tanto las fabricadas con fibra virgen de árboles recién talados como las recicladas, contienen plásticos como el polipropileno o polietileno según Ecoembes. ¿En serio? Esto dificulta su compostaje, algo que sería relativamente sencillo si las servilletas de papel solo contuvieran fibras vegetales.

Tendríamos que reciclar estas servilletas en un contenedor especçifico, así que de momento, nos quedamos con las servilletas de tela no?



4. Reciclar

El reciclaje conserva recursos, ahorra energía, protege el medio ambiente y se reduce la basura.

Cuando reciclamos, los materiales reciclables se vuelven a procesar en nuevos productos y como resultado, se reduce la cantidad de basura enviada a los vertederos. Además, los vertederos producen emisiones de metano, un poderoso gas de efecto invernadero.

Es cierto que no todo los que enviamos a reciclar puede procesarse adecuadamente, y por lo tanto reciclarse... sobretodo en el caso del plástico. Pero es nuestra obligación educar a las nuevas generaciones en la importancia del reciclaje y de las erres, como hemos dicho antes: Reducir, reutilizar, y reciclar.

En casa reciclamos todos y todas ;)


5. Limitar el gasto de agua 

El agua es un bien limitado. Según el INE, en España se gastan unos 142 litros por persona al día, y según la World Health Organization  para 2025, la mitad de la población mundial vivirá en zonas con escasez de agua. ¿no es suficiente motivo para limitar su gasto?

¿Cómo podemos ahorrar agua?
  • Instalar limitadores de caudal
  • Poner el lavavajillas cuando esté completamente lleno
  • Elegir ducha rápida en lugar de baño
  • Instalar un difusor en la alcachofa de la ducha para reducir su consumo a la mitad
  • Cerrar el grifo al lavarse los dientes
  • Evitar dejar correr el agua cuando lavamos las frutas y verduras
  • Para cocinar, elegir la cocción al vapor. Además de necesitar menos agua, la comida conservará más nutrientes
  • Utilizar el agua de la cocción para regar las plantas.
  • Remojar las cazuelas y sartenes antes de fregarlas
  • Apostar por sistemas de riego  como el goteo, el drenaje subterráneo, la multiaspersión, etc. que optimizan la cantidad de agua que necesitan las plantas
¿Se os ocurre alguna idea más para ahorrar agua?


6. Evitar las botellas de agua de plástico

Ya os he contado alguna vez que en Bilbao se han organizado varias campañas para promover que los locales de hostelería ofrezcan a sus clientes agua del grifo. ¡Con lo buena que está el agua del grifo!

En el caso de que el agua de vuestra zona no se pueda beber, podéis usar una jarra filtradora. Es una inversión que se recupera a corto plazo y, además, es más sano.


7. Ahorrar luz y energía

Ahorrar luz, y energía y por lo tanto ahorrar dinerito ¡Como se nota en la factura!
  • Contratar una potencia eléctrica más baja. 
  • Adquirir de manera progresiva electrodomésticos de mayor eficiencia energética. 
  • Usar bombillas y lámparas LED que reducen el consumo hasta un 80% 
  • No dejar los aparatos electrónicos en "stand by", ya que las regletas, los cargadores, los ordenadores, televisores y accesorios siguen consumiendo energía aunque estén en reposo. 
  • Evitar calentar la estancia más de lo necesario 
  • Aislar bien las ventanas. Un buen cerramiento es importante ;)
  • Utilizar la olla a presión siempre que se pueda, ya que consume la mitad
  • Cocinar con microondas en vez de usar el horno
  • Usar los electrodomésticos a carga completa y con programas económicos y ecológicos. 
  • Evitar la secadora


8. Usar vajilla reutilizable, también en celebraciones

Podemos evitar los vasos y cubiertos de plástico, utilizando otros que se puedan volver a usar, sobretodo en los días especiales como cumpleaños... cuando tendemos a usar platos y vasos de plástico por comodidad verdad?

Además de la vajilla de cerámica y vidrio, hay alternativas sostenibles como las vajillas de bambú. Son una opción perfecta tanto para interiores como para exteriores ya que son muy resistentes. ¡Y sus acabados son bien vistosos!

9. Elegir iluminación natural

La luz solar es un recurso que tiende a sustituirse por la eléctrica, pero debemos aprovechar la luz natural subiendo las persianas, corriendo las cortinas y eligiendo colores claros para pintar las paredes.

Para nuestra familia, la luz natural es la mayor de las virtudes que puede tener un hogar ¡Cuanto echo de menos los días largos que inundan de luz nuestro pisito!



10. Intentar evitar el plástico. Elegir productos sostenibles

Al hacer la compra, podemos intentar evitar el plástico con acciones sencillas como elegir productos en botes de cristal y no en plásticos; llevar al supermercado bolsas de tela para coger frutos, fruta, pan y otros alimentos que necesitéis; escoger producto fresco o a granel frente a procesado y embolsado; llevar tuppers a la carnicería y pescadería; llevar siempre encima una bolsa de tela plegable por si compráis algo...

Hacer bizcochos o yogures caseros por ejemplo, también ayuda a evitar  los plásticos del packaging ¡Y además son mucho mas saludables! El tiempo no es excusa, en hacer yogures se tarda menos de 5 minutos. Podéis ver la receta haciendo clic aquí.

También podéis leer esta guía o esta otra guía de Ecoembes para reciclar más y mejor.

No podíamos dejar de incluir la moda porque generamos cantidades de prendas en forma de residuos que son difícilmente asumibles por el planeta

Hay muchas marcas de ropa como Adolfo Domínguez, Ecoalf y Textil Santanderina unidos para crear Seaqual, Ternua, Skunfunk, o diseñadores como Juanjo Oliva,  concienciados con la necesidad de  vender moda sostenible, ya que actualmente, la moda produce más emisiones de carbono que todos los vuelos y envíos marítimos internacionales juntos. ¿Lo sabíais? ¡Incluso el gigante del Fast Fashion Inditex empieza apostar por ello con su línea de ropa Join life!

Al respecto, Micolet ha presentado este informe súper interesante que os animamos leer si os interesa el tema. Ofrece datos, alternativas, y consejos como  mirar qué compramos, a quién, de qué material está hecho o dónde se fabrica… ¿no lo hacemos también con la comida?

Shoping list sostenible

En el mercado hay multitud de productos sostenibles que evitan el plástico. Estos son los que hemos probado y/o los que usamos diariamente y os recomendamos. Debajo de las fotos tenéis enlace a cada uno de ellos ;)


Reto  #0wasteSP de Selfpackaging

Como bien sabéis el plástico es uno de los peores enemigos del siglo XX.

Es tarea de todos cuidar el medio ambiente, por eso nos queremos sumar al resto de selfpackaging  #0wasteSP con el que queremos visibilizar la cantidad de plástico que generamos a diario.

¡Vosotras también podéis uniros familias!  ¿Pensáis que podéis guardar todo el plástico de una semana en esta caja? Aplicando varias de las ideas que hemos repasado hoy podemos conseguirlo ¡A por ello!

Podéis  adquirir la caja medidora de residuos haciendo clic aquí. Con la compra de la caja se incluye un descargable con consejos para iniciar una vida Zero Waste, y  2’5 € irán destinados a la fundación Ecomar, quienes llevan más de 20 años cuidando nuestros mares. Por lo que estaréis ayudando doblemente.


¿Ponéis en marcha estas ideas? ¿cual os parece sencilla? ¿cual más fácil?
¡Sed felices!

Taller de disfraces en Ikea - Viernes 21 de febrero

Para acabar, os contamos que este viernes regresamos a IKEA con un taller de Carnavales. Haremos un disfraz  en familia partiendo de una cortina ¿Os animáis? Podéis apuntaros aquí.

  ¡Esperamos veros familias! ¡Lo pasaremos bien!


¡Os esperamos en nuestras redes sociales!