Google+

google tag manager

Pinterest

Ikea Hacks: De cómoda a lavabo doble para el baño

¡Ya tenemos nuevo baño en al casa del pueblo! Bueno nuevo no, porque la verdad es que este baño ya lleva hecho bastantes años, pero hasta ahora apenas lo habíamos usado... Y ahora que ya lo tenemos todo instalado, me sorprende cómo hemos podido apañarnos con un sólo baño los cuatro... ¡La hora de ir a la cama era una locura! jajaja! Lo cierto es que la princesa escapaba a este baño buscando espacio, ¡Y la verdad es que no me extraña! que para eso es la más peque de casa, y entre tanto cepillo de duentes, pastas, ... la pobrecita reclamaba su espacio...Por eso nos dimos cuenta de que teníamos que aprovechar el espacio con un lavabo doble, a poder ser, en el baño que no estábamos usando.

Estuvimos de tiendas viendo algún que otro mueble, pero cuando instalamos el nuevo escritorio de la princesa y tuvimos que quitar de su dormitorio esta cómoda de ikea, penmamos que podíamos darle una nueva vida... Lo que viene a ser un Ikea Hacks: De cómoda a lavabo doble para el baño. 


Materiales necesarios
  1. Cómoda. Nosotros usamos la VELVIK, que ahora mismo está descatalogada
  2. Pintura Chalky Finish. Nosotros usamos el color Verde Salvia. No sé si es el color que mejor encaja con los azulejos viejunos que tenemos, pero fue el color que eligieron los peques, y como es su baño, nos pareció buen idea desde el principio ¿Qué os parece a vosotros?
  3. Percheros. Elegimos estos con ganchos que tienen mucha amplitud para poder colgar toallas, neceseres, etc. 
  4. Grifos. Estos son los que elegimos.
  5. Lavabos sobre encimera. Nosotros usamos estos que vienen con tubos y sifón ¿Ya lo tenemos todo?
  6. Herramientas: Lijadora, caladora, y taladro

El trabajo no iba a ser tan sencillo... Probamos la cómoda en su sitio en el baño y nos dimos cuenta de que una de sus maderas principales, pegaba en la salida del desagüe... pero la solución era sencilla, sólo necesitábamos calzar la cómoda con unos pequeños tacos de madera, y eso es lo que hicimos.

También le tuvimos que hacer un par de orificios en la encimera para poder apoyar los lavabos que elegimos con sus correspondientes tubos; y por último, lijar todo muy bien antes de pintar. 


Pero lo que más trabajo nos dio fue recortar los cajones para que no pegaran en todo el sistema de fontanería, pero no os asustéis, la labor es fácil, y en un par de horas teníamos todos los cajones.


¡Hora de pintar y todos manos a la obra! La verdad es que con esta pintura es muy sencillo pintar, y con dos capas de pintura ya lo teníamos... pero nos apetecía darle un aspecto de desgastado, de más viejo... y echando mano a la lijadora, desgastamos el mueble.


¡Ya lo tenemos! Un buena capa de cera incolora y a instalarlo en su espacio definitivo: El baño de nuestros hijos, que ahora sí, tienen su espacio para el aseo diario.. ouh yeah!










¿Qué os parece? ¿Daríais nueva vida a algún mueble que penséis tirar o quitar de casa?
Otro día os enseñaremos el espejo diy y el sistema de iluminación que lo acompañan ;)
¡Sed felices!

¡Os esperamos en nuestras redes sociales!