Google+

google tag manager

Pinterest

Cómo elegir una lámpara de techo para el salón

Hola familias ¿Qué tal? ¿Alguna vez habéis tenido dudas a la hora de elegir una lámpara de techo para el salón? Un simple cambio en la iluminación puede alterar por completo el ambiente de una habitación y convertirla de un espacio aburrido a un interior acogedor. ¡La iluminación es muy importante!

A medida que profundizamos en la decoración de nuestro hogar, nos damos cuenta de que son los pequeños detalles los que marcan la diferencia. Si bien el estilo y la combinación de colores de la habitación definen el espacio, es la iluminación  la que crea el ambiente

La elección de lámpara para la decoración de nuestro salón, o en realidad para cualquier habitación de la casa, como muchos otros detalles de la decoración del hogar,  puede requerir  tiempo y paciencia. ¿Cuál es la lámpara apropiada para nuestro salón? Así estábamos hace un par de meses... 

Queremos redecorar el salón de la casa del pueblín y hay muchos detalles decorativos y elementos que necesitamos cambiar, empezando por una nueva lámpara de techo para el salón, ya que la anterior se había roto y andábamos con una triste bombilla colgada del techo... jajaja!

Estos son los tips que tuvimos en cuenta ¡Esperamos que ayuden a elegir una lámpara de techo para vuestro salón que se adapte a vuestros gustos y necesidades!


Cómo elegir una lámpara para el salón

Al igual que una medición incorrecta puede hacer o deshacer una receta, la elección de una lámpara de tamaño incorrecto puede alterar al diseño del espacio. Las personas diseñadoras suelen recomendar elegir una lámpara de tamaño "medio" en relación al espacio para que la lámpara esté en armonía con el salón sin resultar exagerado o parecer extrañamente pequeño. ¿Pero qué significa tamaño "medio"?

Para elegir una lámpara para el salón se deben tener en cuenta tres varias medidas importantes, entre otras cosas ¡Vamos a descubrir  cada una de ellas!

El tamaño sí es importante

Para elegir una lámpara proporcional al espacio de nuestro salón, podemos sumar el ancho y el largo del espacio, multiplicarlo por 3, y el resultado obtenido por 2,5. Como resultado obtendremos el diámetro aproximado que debería tener la nueva lámpara.

Otra manera de hacerlo es sumando el largo y el ancho del la estancia y el diámetro adecuado será 1/12 del resultado de la suma. Por ejemplo, una habitación de 10 por 2 metros, la lámpara debería tener 144 cm de diámetro.

Por otro lado, su tamaño suele estar en consonancia con los metros cuadrados de la estancia que queramos iluminar para determinar la potencia de luz que necesitamos. ¿Esta lámpara es el único punto de luz de la estancia? ¿el salón está iluminado por zonas? 

Cuestión de altura

Dependiendo de la habitación,  de la altura de las personas que viven en la casa y de la ubicación de la lámpara, su longitud o su altura en suspensión es tan importante como su tamaño. 

Pensad que una vez instalada la lámpara, las personas debemos poder caminar por debajo de ella ¡Y teniendo en cuenta que el manitas mide 1,96 cm, esto en nuestra familia es muy importante!

Existen modelos de poca altura, los plafones, que se separan del techo apenas unos centímetros, pero admitámoslo, una lámpara colgante de techo es mucho más vistosa ¿No os parece?

En nuestro caso, estuvimos valorando varios modelo y finalmente elegimos el modelo  Cross de 4 pantallas de la marca Anne Lighting porque nos enamoró nada más verla. Sabemos que por su altura, no es la lámpara más adecuada para nuestro salón, pero después de valorar opciones con las  profesionales de Lamparas enlinea.es que nos asesoraron en todo momento, nos decidimos por ella.  ¡Gracias por la ayuda!

¿Eso significa que el manitas se va a estar dando coscorrones? ¡Podría ser! jajaja! Pero la idea es recortar el tubo central para adaptarlo a la altura que necesitamos. No es la primera vez (ni será la ultima) que en nuestra casa adaptamos la altura de alguna lámpara... ¡Ya sabéis que nos va la marcha! Y realmente con un retoque DIY sencillo podemos tener la lámpara que queremos... ¡Prometemos enseñaros el resultado final!

De todos modos, a la hora de decidir a qué altura vais a colocar la lámpara, necesitáis haceros algunas preguntas, empezando por tener claras las dimensiones del salón: 

¿Dónde vamos a colocar la lámpara? No es lo mismo colocarla en medio del salón, que sobre una mesa verdad? Normalmente, en la zona de comedor las lámparas suelen colgar entre 70 cm y 90 cm. Además la lámpara debe ser menor al ancho de la mesa para evitar que las personas tropiecen. Podéis medir el ancho del mueble y restarle al menos 30 cm. Las nuestras están colgadas a 75 cm y como son pequeñas, no tuvimos problema con su diámetro.

¿Qué efecto queramos que tenga? ¿Queramos que pase desapercibida  o que tenga un gran protagonismo en el salón?


Color

Además del color, textura y material de la propia lámpara, que tendrá mucho que ver con el estilo de vuestro salón como ya hemos comentado, es importante tener en cuenta la temperatura de color, que vendrá dada por el tipo de bombilla que elijáis: luz mas cálida o luz mas fría.  

Se mide en grados Kelvin que es la unidad utilizada para medir el color de la luz. Cuanto mas alto sea el valor de grados Kelvin mas fría será la tonalidad de la luz, no tiene que ver con el calor físico.

Las tres temperaturas de color mas comunes son Blanco Cálido, Blanco Neutro y Blanco Frío.
Temperatura de color de las bombillas


La luz cálida (alrededor de los 3000K), es una luz amarillenta que se recomienda para ambientes tranquilos, de descanso, relajación, acogedores. Se suelen utilizar en salones, dormitorios...

La luz fría (alrededor de los 6000K) es una luz blanca azulada que se recomienda para ambientes de mucha actividad como en zonas de estudio, cocinas, baños, pasillos, oficinas… 

La luz neutra (alrededor de 4000K) es una luz blanca neutra que se suele utilizar generalmente para espacios  en lo que no se quieran los matices de las luces cálidas o frías.

En nuestro salón,  hemos elegido una luz cálida de 3000ºK en la nueva lámpara de techo sobre la zona de descanso, y una luz neutra de 4000ºK para la zona del comedor.


Con estilo

Cada lámpara tiene un estilo propio. A menudo es la pantalla la que determina el atractivo general de la lámpara, pero el cuerpo de la lámpara marca una gran diferencia y la define. 

En cualquier caso, el estilo de la lámpara debería seguir la misma línea que sigue la decoración del resto de la casa, ya que si elegimos darle  protagonismo,  será un punto focal. A modo de ejemplo, según el tipo de decoración que tenga vuestro salón, podéis elegir estas lámparas:
  1. Decoración rústica: Lámparas de forja, maderas...
  2. Decoración moderna: Lámparas de formas atrevidas y  poco convencionales, de acero inoxidable...
  3. Decoración clásica: Lámparas de araña con cristales o de otros materiales como madera o porcelana
  4. Decoración Boho: Lámparas de materiales naturales como ratán o rafia y/o de colores presentes en la naturaleza como el verde o el tostado.
  5. Decoración retro/vintage: Lámparas de acabado envejecido y bombilla tipo Edison a la vista, con las que usamos en el espejo DIY del baño.
  6. Decoración nórdica: Lámparas ligeras de formas geométricas, de madera o metal. Podéis usar la lámpara para añadir algo de color.
  7. Decoración industrial: Lámparas de metal en negro, gris, marrón, o de aspecto envejecido

Para acabar, recordar que las lámparas de diseño quedan bien en cualquier estancia y ante todo, debe prevalecer vuestro gusto personal, vuestro estilo ;)

 ¿Qué tipo de lámparas son vuestras favoritas? ¿Os parece importante la iluminación?
¡Sed felices!




¡Os esperamos en nuestras redes sociales!