Google+

google tag manager

Pinterest

10 casas rurales para perderse en el campo en familia


Hola de nuevo familias ¿Qué tal? Con el curso recién empezado, es inevitable empezar a pensar en la próxima escapada ¿Apetece? Lo cierto es que no sabemos cómo se van a desarrollar las cosas, pero poder viajar por la península, a conocer nuestra tierra y perderse en el campo en familia no suena mal no?

No vamos a organizar grandes viajes, ni escapadas a tierras lejanas, nunca lo hemos hecho... La idea es escaparnos al campo durante unos días,  hacer un viaje visitando destinos en los que ya hemos estado como Costa Brava, y otros que estamos deseando conocer.

Para ello, nada mejor que naturaleza y un alojamiento con poca gente, una casa rural o un hotel rural, para estar en paz y descansar ¡Y cargar las pilas!

Con esa idea, hemos querido hacer un post en colaboración con Hoteles.com, enseñándoos esas casas rurales que tenemos fichadas desde hace tiempo, porque las hemos visto en redes sociales, en revistas, o porque nos las ha recomendado alguien...

Una lista de 10 casas u hoteles rurales para ir en familia que esperamos ampliar con vuestra ayuda ¡Seguro que hay muuuchas casas rurales bonitas para perderse en el campo! ¿Descubrimos las que os proponemos?


Salón de la Casa Les Germanes

10 casas rurales para perderse en el campo en familia

Todas estas casas aplican las medidas sanitarias necesarias para garantizar una estancia segura. Además, muchas de ellas ofrecen el alquiler íntegro. Al no tener que compartir espacios con alguien de fuera de vuestro círculo aumenta la seguridad. De todos modos, son alojamientos con poco aforo, amplios, con muchos espacios exteriores y estoy segura de que en cualquiera de ellas estaríamos "de lujo". 

Empezamos nuestro viaje por Costa Brava. Sólo hemos viajado a este precioso destino en una ocasión, pero nos enamoró. De hecho, cuando pensamos en un destino vacacional, nos viene a la cabeza porque ofrece una costa con hasta 27 playas con el distintivo de "bandera azul", calas perdidas maravillosas, y pueblos pintorescos de cuento. ¡Y además lo pasamos muuuy bien! Fue hace ya 4 ó 5 años pero el explorador y la exploradora se  siguen acordando de 1000 detalles ;) 

Nos hospedamos en Villas Batik, y repetiríamos con los ojos cerrados. ¡La experiencia fue de 10! Pero en esta ocasión, queremos descubrir casas rurales perdidas en el campo, y estas son también espectaculares ¡A por ellas!

1. Les hamaques 

Esta casa se ha visto en varias ocasiones revistas de decoración online y offline y no me extraña porque es un sueño... Todo empezó con un pajar en ruinas, en un sencillo pueblo rural a tres minutos del mar en Viladamat (Girona).

En 2010, sus propietarios Dominique e Ino, interiorista y periodista respectivamente, sintieron la necesidad de cambiarlo todo: dejar la ciudad y crear un proyecto conjunto que les permitiera estar en contacto con la naturaleza. Rehabilitaron el pajar, transformaron el prado en un jardín, y le pusieron la guinda con un patio, una piscina para nadar  y un porche para las cenas de verano. ¡No puede gustarnos más!






2. Can Bassa

Can Bassa es una antigua masía del siglo XIV  rehabilitada con mucho encanto, en el bonito pueblo de Madremanya, en el Baix Empordá. Está compuesta por 3 apartamentos y 4 habitaciones dobles y una estupenda decoración rústica con paredes de piedra, techos con vigas y muebles de madera.

Tiene unas  preciosas vistas al campo y una piscina donde se respira paz y tranquilidad. Además, si os gusta andar en bici, la casa tiene bicicletas disponibles para visitar todos los alrededores. ¡Toda la familia de excursión!





3. Casa Les Germanes 

Esta preciosa casa rural con encanto sita en La Segarra (Lleida)  pertenece a tres hermanas, Ana, Eva y Marina, conocidas majas de instagram y unas mujeres con muuucho gusto que han puesto toda su energía  y cariño en recuperar una casa que había tenido dos usos bien diferentes: almacén de grano y teatro del pueblo. Como resultado una casa acogedora en la que nos gustaría perdernos en cualquier momento ¿a vosotras?





4. Cortijo Juan Salvador 

¡Cuántas veces nos han hablado de Málaga! ¡Un destino que tenemos pendiente! Ofrece más de 160 kilómetros de franja costera, y un paisaje interior con más de 15 espacios protegidos como reserva, paraje o monumento natural.

El Cortijo Juan Salvador ofrece preciosas vistas a las montañas de Málaga y al mar Mediterráneo, piscina profunda y villas con terraza. Tiene 300 años y está ubicado en las colinas que rodean Olías, a 800 metros de altitud. 

Ocupa una antigua bodega y sus villas encaladas combinan una decoración moderna y elegante con elementos rústicos, como techos con vigas y acabados en madera. 

¡Un paraíso perdido en medio de la naturaleza!






5. El escondite de Pedro Malillo

Localizadas en el municipio de Candeleda (Ávila) y rodeadas de inmejorables vistas de la Sierra de Gredos y del embalse de Rosarito, las 10 casas rurales que formar el complejo rural de "El escondite de Pedro Malillo" cuentan con todo lo necesario para disfrutarlas en familia y con amigos, con alojamientos desde 2 hasta 16 personas. ¡Casas escondidas en plena naturaleza!






6. Molino de Alcuneza 

El Molino de Alcuneza es un hotel boutique gastronómico en Sigüenza, a una hora de Madrid. En una casona del S. XV que conserva la maquinaria del antiguo molino harinero.  Dispone de restaurante para cenas,  un SPA privado, piscina exterior y terraza de verano. Relax, mimo, y un servicio de lujo en un hotel familiar luminoso y acogedor, con paredes encaladas y muebles típicos de madera.



7. Cabañas Deluxe Basajaun Basoa by IrriSarri Land

Las 16 cabañas, tipo bordas, son de piedra y madera con una decoración actual en tonos neutros. Tienen amplios ventanales y terraza privada con espectaculares vistas al valle, y todas las comodidades de un alojamiento de lujo.

Están situadas dentro de IrriSarri Land, un resort rural y un parque de aventura ubicado en Igantzi, en el norte de Navarra, con una superficie de 75 hectáreas. ¡Diversión asegurada para toda la familia!





8. Casa Castiñeira

Casa Castiñeira fue adquirida por la familia Castiñeira en el 1958, a una familia que emigró a Argentina y restaurada en 2008 respectando la construcción original.

Está situada en la aldea de Buiturón perteneciente al municipio de Muxía (A Coruña). Cuenta con una situación privilegiada con el contacto de la naturaleza y el medio rural, próxima a los puntos más importantes para visitar como A Costa da Morte.

Un muro de piedra rodea la casa  y el jardín de 3800 m2, con sus árboles frutales y plantas, haciéndola una casa con encanto gallego de 9 habitaciones y unos desayunos deliciosos elaborados con productos caseros.

Dispone también de una cabaña separada de la propia casa, lo que fuera la antigua cabaña de la casa de labranza, que se ha restaurado con todo confort para una pareja.





9. Aldea Os Muiños

Este alojamiento situado en las Rías Baixas, se trata de un antiguo molino vivienda del 1804 que fue restaurado en 1992 adaptándose a las necesidades actuales con una finca de más de 10.000 m2, donde se encuentran otras edificaciones disponible: 3 casas rurales y un refugio en el bosque, siendo la  Casiña Castelao la perfecta para una pareja con dos hijos ¡como la nuestra!

Ofrece servicios de piscina exterior, jacuzzi de verano, sala relajación, internet wi-fi gratis, parking gratis, barbacoas, porches cubiertos, zonas ajardinadas, etc. ¡Sólo con saber que tiene spa el explorador y la exploradora irían de cabeza! jajaja!




10. Las Casitas del Viajero - Delfa

Estas 2 casas rurales, Delfa y Luis,  se encuentran en Cervera, un pequeño pueblecito en el concejo de Cabranes,  una zona de media montaña, entre las estribaciones de Picos de Europa, la Sierra del Sueve y la costa de Villaviciosa.

Dos alojamiento familiares de dos habitaciones, perfecto para hacer senderismo,  o incluso disfrutar de las playas más próximas a 30 minutos de distancia.





¿Conocíais estas casas rurales? ¿Hay alguna que os haya enamorado?
¿Conocéis alguna otra que merezca la pena incluir en la lista?
¡Sed felices!


¡Os esperamos en nuestras redes sociales!