Ir al contenido principal

Destacados

Barniz, lasur, aceite o cera ¿Qué acabado necesita mi mueble?

Hola familias, ¿Qué tal? Como os contamos por instagram la semana pasada, ya tenemos lista la mesa de madera natural del #txokodef. ¡Por fin! Estamos felices con el resultado pero tengo que admitir que la parte que a priori pensábamos en iba a ser la más sencilla: el tratamiento protector final, es el que más quebraderos de cabeza nos ha traído...   ¿Qué acabado necesita mi mueble?  Barniz, lasur, aceite, cera... Hoy vamos sumergirnos en el mundo de la madera para conocer la diferencia entre todos estos tratamientos protectores de acabado para la madera , a fin de que cuando vosotras mismas restauréis un mueble o actualicéis su capa protectora (imprescindible sobre todo en muebles de exterior), sepáis cuál es el que mejor se adapta a vuestras necesidades ¿Empezamos? Vía Arquitectura y Diseño Barniz, lasur, tapa-poros, goma laca, aceite o cera ¿Qué acabado necesita mi mueble de madera? Como os contamos al hablaros de la restauración de la mesa, todos los tratamientos de protección de

DIY Cómo restaurar nuestros taburetes de metal

 cómo hemos restaurado nuestros taburetes de metal. Muchas de vosotras los habéis visto por instagram e incluso nos ayudasteis con la elección de su color ¿os acordáis?

Nos enamoramos de estos dos taburetes de metal en la Feria de Desembalaje de Torrelavega a la que nos gusta mucho ir ¡Siempre encontramos algún tesorito! Y a pesar de que ya habíamos comprado dos taburetes para la barra de madera raw de la cocina del pueblín, pensamos que estos podían ser piezas clave en la decoración de muchos rinconcitos de nuestra casa, y no pudimos resistirnos... ¿Alguna familia nos entiende? jajaja!

Ahora mismo los tenemos en la cocina, aquí nos vienen bien, pero no descartarnos llevarlos al salón para apoyar plantas sobre ellos, o en cualquier otro hueco de la casa a modo de mueble auxiliar... 

Cómo restaurar nuestros taburetes de metal

Para empezar y antes de elegir el color y el acabado de lo taburetes para integrarlo en la decoración de nuestra casa, había que restaurarlos porque estaban bastante oxidados. Eso es lo habitual de los muebles y piezas metálicas viejunas como estos taburetes: se oxidan. 

Pero para todo (o para casi todo) hay solución, porque tenemos la suerte de que en el mercado hay  materiales y pinturas maravillosas  especialmente indicadas para piezas metálicas. Sólo hay que tener en cuenta una serie de pasos previos que veremos a continuación ;)

ANTES | Así estaban nuestros taburetes de metal 

¡Estos taburetes estaban pidiendo a gritos una restauración! Así es cómo nos los trajimos  casa: Bastante deteriorados por el oxido pero con mucha alma, en colores atrevidos y alegres.

De hecho, la idea inicial era mantener el asiento de madera amarillo pero pronto nos dimos cuenta de que la madera (que era okume con varias capas de pintura) también estaba bastante estropeada, y decidimos sustituirla. ¿Empezamos?



Materiales necesarios

  • Espátula, lija, y/o cepillo metálico
  • Madera para hacer el asiento de los dos taburetes
  • Herramientas: Lijadora y caladora para cortar la madera a la medica del asiento
  • Pintura para hierro. Nosotrxs hemos usado la Oxirite Xtrem en color negro satinado. Ya la habíamos usado en más ocasiones ¡Y nos encanta! Se puede pintar con ella directamente sobre el óxido sin una imprimación previa; es resistente a la corrosión, la humedad y el agua; está formulada con pigmentos anticorrosivos altamente efectivos, no peligrosos y libres de metales pesados; no huele y su secado es muy rápido ¡En 2 horas ya se puede repintar!
  • Barniz o pintura de color para pintar la madera de los asiento. Nosotros hemos usado un barniz incoloro con base agua para dejar la madera protegida y natural.

Paso a paso para restaurar nuestros taburetes de metal 

El proceso es sencillo pero requiere de paciencia... Como ya os hemos contado, la pintura es todo terreno y se puede pintar sobre el oxido, pero nos interesa dejar los taburetes lo más saneados posible verdad? Por eso empezaremos quitando la pintura que esté levantada y continuamos con las zonas de óxido:
  1. Desmontar las piezas de los taburetes: el  asiento de madera por un lado y estructura metálica por otro
  2. Estructura: Quitar la pintura que esté levantada con la ayuda de una espátula metálica o un cepillo metálico. En principio, con una espátula debería de ser suficiente.
  3. Lijar las zonas de oxido para igualar los bordes de pintura con la estructura metálica. Podéis usar papel de lija, lijadora e incluso XXX. En este caso, nosotros lo hemos hecho con las tres cosas por zonas, usando la lijadora para las zonas más estropeadas y la lija y la XXX para las menos. Es bueno pasar la lija a toda la estructura en general, así la pintura "agarrará" mejor ;)
  4. Pintar la estructura con la pintura especial para metal. La que hemos usado parece de gris verdoso... ¡Incluso pensamos que la pintura estaba mal! Pero no os preocupéis porque según va secando, se va oscureciendo hasta llegar a negro.
  5. Asiento de madera: Coger el asiento de madera y colocarlo sobre la madera para dibujar su silueta.
  6. Cortar la madera con la caladora teniendo en cuenta que debemos recortar por dentro de la línea que hemos dibujado.
  7. Lijar la madera y barnizarla. ¡Ya tenemos el asiento listo!
  8. Unir las las piezas de nuestros taburetes de metal con unos tornillos por debajo del asiento. El diseño original los tenía por encima y se veían, pero nos pareció que la madera natural quedaba tan bien así, que decidimos unir el asiento de madera a la estructura metálica por debajo. 

DESPUÉS | Nuestros taburetes de metal instalados en la cocina

Una restauración sencilla y como resultado unos taburetes nuevos para nuestra cocina. Si es que a veces la clave es sólo darle un poco de pintura y echarle imaginación ¡o sólo pintura! jajaja!

Os dejamos con el resultado y os animamos a hacer lo mismo con taburetes, mesas, sillas, u otros muebles o piezas de metal que tengáis olvidadas en el trastero... ¡Podemos darles una segunda vida!













¿Os gusta el resultado? ¿alguna vez habéis restaurado alguna pieza de metal?
Al ver el resultado me gusta pero no os miento si os digo que en verde y amarillo también me gustaba... ¡No descarto volver a darle color en un tiempo! jajaja! ¿Qué os parece?

¡Sed felices familias!


¡Os esperamos en nuestras redes sociales!