Google+

google tag manager

Pinterest

DIY Barra de madera raw para nuestra cocina

¡Hola familias! ¿Qué tal? Esta semana cambiamos el día de publicación de lunes a martes... como ya os adelantamos ayer por instagram, hemos pasado un fin de semana estupendo... ¡Hemos disfrutado al aire libre como nunca! Aunque es verdad que pudo haber sido mejor... Y es que tuvimos un pequeño accidente, nada grave: el explorador se hizo un esguince y pasamos bastantes horas en el hospital hasta que le pusieron la escayola, y eso nos impidió publicar ayer ¿nos echasteis de menos?

De todos modos, os diré que el explorador está encantado con su herida de guerra, y como sólo tiene para 10 días, es más un juego que otra cosa para él... ¡más experiencia para la mochila!

Ya os enseñamos la nueva cocina del pueblo, y os hablamos de la decoración raw, así que sólo nos faltaba enseñaros la barra de madera raw que hemos hecho para la cocina, como os prometimos... ¡Y ya os adelantamos que estamos felices con el resultado!

La cocina es bastante amplia, no como un súper txoko típico por aquí en el norte, pero sí lo suficiente para haber podido instalar una mesa. Pero lo teníamos claro, nos apetecía mucho más colocar una barra de desayuno acompañada de dos taburetes que encontramos a buen precio en Livingo. Para desayunar, tomar una copa de vino o lo que haga falta... y dejar las comidas para la también nueva zona de comedor que hemos puesto en el salón. Esa tocará verla otro día ;)


¿Os apetece ver cómo lo hemos hecho?

Materiales necesarios
  • Tablero de madera natural. En nuestro caso fuimos hasta una serrería de Cantabria en la que encontramos tableros de una pieza de castaño a un grosor de 6 centímetros.  Era mucho más largo, pero le pedimos que nos lo cortará a la mitad, más o menos a casi 2 metros de tablero ¡Lo que nos entraba en el coche con los 4 dentro! El tablero de madera raw se compra al natural, sin tratar y a poder ser, con unos cuantos meses de secado ;)
  • Pata o estantería de apoyo para un lado: El tablero pesa mucho ¡mucho! y sabíamos que en uno de los laterales necesitábamos una pata o un mueble que cumpliera esa función. Por eso elegimos esta estantería que como veremos más adelante, cortamos a medida para adaptarla a la altura de barra que nos interesaba, alrededor de 115 cm de altura. Muy alta si, pero nosotros somos grandes, así que la adaptamos a nuestro gusto ;)
  • 2 soportes: Pensábamos que iban a ser necesarios más, pero con dos soportes como estos, fue necesario.
  • Cera o aceite para madera: para rematar la madera
  • Herramientas: Lijadora, caladora, taladro, nivel, metro y trapo para aplicar la cera.


Proceso DIY
  1. La idea era dejar el tablero de castaño lo más natural posible, pero uno de los lados tenía  que ir bien recto para colocarse contra la pared, así que empezamos por tomar medidas, y dibujar la forma final con una regla y un lápiz.
  2. Con la forma bien definida, cortamos el tablero con la caladora. Pensábamos que no íbamos a poder porque la madera estaba muy dura, y además tenía el mismo ancho que la hoja de cortar de la caladora, pero si, esta última se portó como una campeona y dejó el tablero como queríamos.
  3. Con la forma y medidas definitivas, el explorador y yo misma lijamos la superficie del tablero, más que nada para quitar las manchas y que la veta de la madera luciera bien bonita.
  4. Para acabar, una mano de cera fue suficiente. Aunque de vez en cuando, al igual que a la encimera de la cocina, le doy alguna otra capa, porque hidratar la madera siempre viene bien, ya la verdad, no cuesta nada ;)

Una vez preparada la madera, nos toca preparar la estantería que tuneamos para hacer de apoyo a la barra.  Tiene un alto total de 136 cm, y tenemos que cortarla a 109 para que sumando lo 6 cm de grosor del tablero, la barra nos quede a una altura aproximada de unos 115 cm, como ya os hemos dicho antes. 

Dicho y hecho. empezamos a cortar su tubo con una sierra de mano, pero finalmente lo hacemos con la amoladora eléctrica. con ella hay que tener cuidado con las chispas y protegernos bien, pero es una maravilla poder cortarlo en apenas unos segundos. ¡Estantería lista!


Colocamos la madera sobre la estantería, taladramos los dos dos soportes a la pared a la misma altura, controlándolo con el nivel, ajustamos la madera en su lugar definitivo apoyándola a la pared y taladrándola a los soportes ¡Y ya la tenemos lista! De hecho ya la hemos estrenado ¡Y me he venido arriba con las fotos! jajaja!



















¿Qué os parece la madera raw? ¿Os gusta este acabado para una barra de cocina?
Nosotros estamos felices con el resultado ¡Y ya estamos deseando acabar con todo el espacio!

Esta semana queríamos enseñaros como fue el evento de Ikea (que ya os adelanto que fue una pasada) pero aún no tenemos las fotos, así que esperamos hacerlo pronto vale?
¡Esta semana es cortita! ¡A por ella!
¡Sed felices!

¡Os esperamos en nuestras redes sociales!


12 comentarios:

  1. Me encanta el resultado final y la verdad es que queda súper bien en esa cocina.
    Un beso y feliz día.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Miren, lástima que por aquí sea complicadísimo encontrar una serrería donde encontrar estas maderas. Enhorabuena por el trabajazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1000 gracias Rut! Por aquí tampoco es tan fácil, pero al final tuvimos suerte, ¡Ya la tenemos fichada! ;) muack!

      Eliminar
  3. Es fantástico además ese toque de la madera raw lo hace perfecto para la casa del pueblo. De 10 el resultado! Un beso

    ResponderEliminar
  4. Qué idea tan buena lo de cortar la estantería, queda perfecto. Me encanta el resultado y lo bonitas que son las fotos con su mermelada y todo. Espero que la disfrutéis mucho, un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Sois unos cracks Miren, me acabo de enamorar de todo el conjunto, ¿cuándo me invitas a desayunar? jeje

    ResponderEliminar
  6. Me encanta la barra tan original que habéis creado para desayunos ese tablero de castaño le da un toque genial a la cocina.
    Besotes R&I 🗝

    ResponderEliminar