Google+

google tag manager

Pinterest

8 ventajas de las paredes de cristal

Hola familias ¿Qué tal? Hace poco comentaba con una compañera del trabajo lo estilosas y prácticas que son las paredes de cristal en la distribución de los espacios de nuestras casas. Su familia y ella están en plena reforma de su nueva casa, y han decidido sustituir una de las típicas paredes de hormigón por una pared de cristal. ¡Lo que nos parece todo un acierto!

Pero no a todas las familias les gusta la idea, o al menos, aún nos les han enamorado tanto como a nosotrxs. Por ejemplo, una amiga compró una vivienda de segunda mano el año pasado, y varias amigas fuimos a verla tras la compra. Tenía las ideas muy claras y estaba muy ilusionada con cada detalle...

¡Para no estarlo! La compraron a muy buen precio (en Bilbao todo está carísimo). Un último piso de unos 100m2, con dos baños, todo exterior, 4 dormitorios, terraza y unas vistas espectaculares pero... (era demasiado bonito) la cocina es minúscula... 

Al verla comentamos la posibilidad de instalar una cocina abierta al amplio salón, pero ella dijo que no porque no podría soportar los "supuestos" malos olores de la cocina. Digo supuestos porque ya sabéis que en nuestra casa tenemos cocina abierta, y no podemos estar más contentxs... Nunca hemos notado más olor que cuando estaba cerrada, la verdad... ¿Vosotras?


Se habló también de la posibilidad de instalar una pared de cristal y tampoco le convenció la idea... ¿Porqué? La cocina suele estar siempre revuelta con trastos, trapos, cazuelas... y no me gusta que desde el salón se vea ese "desorden", decía. 

Creo que las ventajas que pueden ofrecer las paredes de cristal superan con muuucho esto que le preocupaba a mi amiga. Tan sólo es cuestión de mantener el orden no? Y sino... ¡Pues se verá la realidad de una familia, de un hogar de verdad! ¡No puede estar todo siempre en sitio, impoluto... que tenemos que vivir! Además... ¿Quién dice que los trapos o las cazuelas no son bonitas? jajaja!

10 ventajas de las paredes de cristal

Para mi amiga,  para todas las familias que no estáis convencidas de los espacios abiertos, pero queréis ganar amplitud y luz, las paredes de cristal son una idea ideal ¿Por qué?

1. Más luz

Pues empezamos por la ventaja más obvia que ya hemos comentado... ¡La luz! Si hay algo en lo que siempre me fijo en un interior, es la luminosidad de la estancia. Y bien es cierto que si no siempre podemos tener ventanas en todas las estancias como nos gustaría, instalar un muro de cristal puede hacer que un espacio gane luminosidad, y con ella vida. ¡La luz se multiplica en todos los rincones gracias a una pared de cristal!

2. Espacios más integrados e independientes

Con una pared de cristal conseguiréis integrar los espacios visualmente, con la ventaja de que ambos serán independientes al mismo tiempo. Así cada miembro de la familia, podría hacer actividades diferentes sin molestar a nadie. ¡Incluso dormir a la vez que se prepara la comida!


3. Amplitud

Una pared de cristal es perfecta para pisos pequeños ya que la sensación de amplitud y espaciosidad que tienden a generar las paredes de cristal es algo innegable no? Una habitación pequeña, una entrada o una cocina con una pared de cristal dan la impresión de ser grande, y ese recurso puede ser aprovechado en nuestro beneficio.


4. Amplia variedad de diseños y acabados

Con perfilería, sin ella; en color blanco, en negro; clásica o más industrial... Hay una amplia variedad de diseños y acabados para la pared ideal de vuestra casa:
  • Pared de cristal transparente: Es un fijo de cristal que puede instalarse sobre un muro  a media altura, o desde el suelo hasta el techo. Es ligero y apenas lleva perfilería ni fijaciones.

  • Pared de cristal con perfilería vista: La perfilería es el marco que el cristal lleva alrededor de él. Los podéis elegir de varios colore y acabados, aunque el más habitual es el color negro.

  • Pared de cristal con barrotillo o cuarterones: Esta es la opción más decorativa. Los cristales se dividen en varios cuadrados con la misma perfilería, que suele normalmente de hierro.

  • Pared de cristal fijo con ventana o puerta: ¿No sería cómoda una pared que deje pasar luz y que además cuente con una ventana o una puerta?
  • Pared de cristal móvil: Podéis elegir paredes de cristal correderas para aprovechar los metros cuadrados al máximo.
  • Doble pared de cristal: En interiores más amplios en los que los metros no son problema, se puede optar por instalar dos paredes de cristal colocados a varios centímetros de distancia entre ellos. Se diseña de esa manera, una galería decorativa donde se puede colocar plantas, botellas, libros...

5. Higiene fácil

El cristal es un material que tiende a ensuciarse, por lo que deberás realizar un mantenimiento continuo pero todas sabemos que es muy sencillo dejarlo impoluto con un par de pasadas de bayeta... Para dejar así de limpia una pared, deberíamos pasar por darle una mano de pintura no? 

6. Estética

Los cerramientos de cristal se adaptan a cualquier estilo. Los acabados pueden ser en hierro sin tratar o lacado en cualquier color, y los cristales transparentes o al ácido, si se busca intimidad... Tengan el acabado que tengan... ¡Nos encantan!

7. Todo terreno

Para aislar una cocina sin cerrarla del todo al resto de la casa, para llenar de luz un recibidor interior o una escalera, para un pasaplatos de la cocina al salón, como mampara de ducha, vestidor, una entrada... y por supuesto en los cerramientos de terrazas, balcones y fachadas...¡Una pared de cristal es un elemento práctico y decorativo que sirve para muuuuchas cosas!

8. El exterior dentro

Las grandes cristaleras o paredes de cristal como estas, con finos perfiles de hierro y de gran altura difuminan los límites entre dentro y fuera, integrando el exterior dentro. ¡Es como estar en la calle pero a la sombra y calentitos! ¿Puede haber una "televisión" mejor que esta?


La desventaja de las paredes de cristal: El precio

Instalar una pared de cristal no sólo consiste en colocar un cristal, se trata de una nueva construcción en la que se deben tener en cuenta varias cosas: el grosor, el marco, el diseño o el tipo de cristal para que sea resistente a los golpes.

Para que os hagáis a la idea, el precio para una división de 3 m de largo por 2,5 m de alto puede costar alrededor de 2.000 y 2.500 €. ¡Barato no es! Pero su valor está justificado por todas las variables a tener en cuenta... 


¿Os compensan sus ventajas? ¿Os lo imagináis en vuestro hogar?
¡Sed felices!

¡Os esperamos en nuestras redes sociales!