Google+

google tag manager

Pinterest

El método Montessori para decorar la habitación infantil

Hola de neuvo familias ¿Qué tal? Hoy en DEF seguimos aprendiendo... Alguna vez nos habéis preguntado qué nos parece el método Montessori como inspiración decorativa para el dormitorio de nuestras hijas e hijos, y la verdad es que este método educativo, nos ofrece muchas cosas que copiar...¿Las descubrimos juntas? Empezamos por el principio...

¿Qué es el método Montessori?

Ideado por María Montessori, profesora y médica italiana, el método Montessori es un enfoque de la educación centrado en el niño, que enfatiza el aprendizaje activo, la independencia, la cooperación y el aprendizaje en armonía respetando el ritmo individual de desarrollo de cada niño. ¿Y que padre y madre no quieren eso para sus hijxs?



Del aula Montessori a la habitación infantil Montessori

Poniendo como ejemplo las aulas Montessori,  en todos los niveles educativos nutren las fortalezas e intereses individuales de cada niño o niña, y se les anima a explorar su mundo.

El entorno Montessori es un lugar espacioso, abierto, ordenado, de apariencia agradable y simple, donde cada elemento existe para ayudar en el desarrollo del niño. El ambiente es proporcional a la altura y el tamaño de los niños, tiene estantes, mesas y sillas bajos de diferentes tamaños donde los niños pueden sentarse individualmente o en grupos....

El aula está dividida en áreas temáticas donde los materiales relacionados y la bibliografía se exponen en los estantes, lo que permite una gran libertad de movimiento. Los niños pueden trabajar en grupo o individualmente, respetando su propio estilo y ritmo. Cada niño usa el material que elige, sacándolo del estante y colocándolo en su lugar para que otros puedan usarlo al acabar.

El ambiente promueve la independencia del niño en el proceso de exploración y aprendizaje. La libertad y la autodisciplina hacen posible que cada niño encuentre actividades que respondan a sus necesidades evolutivas.

Las aulas Montessori  reúnen a niños de 3 edades diferentes: menores de 3 años, de 3 a 6 años, de 6 a 9 años y de 9 a 13 años. Estas aulas de edades mixtas favorecen la cooperación espontánea, el deseo de aprender, el respeto mutuo y la adquisición de conocimientos profundos en el proceso de enseñar a otros.

La exploración es uno de los principales objetivos de la educación Montessori, y ¿qué mejor lugar para hacer esto que en la propia habitación del niño o niña?

La habitación infantil puede convertirse en un lugar para descubrir y aprender. ¡Y vosotras mismas, podéis convertir el espacio de vuestros hijos e hijas en un entorno de aprendizaje seguro e independiente, en un dormitorio Montessori divertido y educativo con estos consejos:

Todos nuestros hijos e hijas tienen habilidades diferentes, y la base del método Montessori  permite que cada uno experimente con esas habilidades, manteniendo ese deseo innato de aprender e interactuar con su entorno.

Si esto parece que funciona en el aula y sobretodo, es muy motivador para ellas y ellos... ¿Porqué no llevar el método Montessori a sus habitaciones? 


Cómo implementar el método Montessori en la habitación infantil

Es muy común ver cuartos de niños y niñas que se adaptan a las necesidades de los padres. Pero realmente se necesita un entorno diseñado y adaptado a ellos y ellas, no un espacio pensado para la comodidad de los padres y madres.

Para decorar la habitación infantil con inspiración en el método Montessori, debemos tener en cuenta:

Decoración sencilla

El dormitorio Montessori debe ser un lugar relajante. Pensad en tonos neutros, suaves, cálidos y pastel, colores como el mint o el azul que invitan a la relajación y al descanso placentero. ¿Recordáis que os hablamos de ellos aquí?

Por otro lado, debemos introducir elementos estampados con cuidado, sólo para algunas piezas concretas. Mantened el desorden al mínimo y elegid accesorios decorativos que además  se conviertan en juguetes, como un ábaco de madera, un juego de bloques de construcción de madera... Debemos dar prioridad a ser prácticos, para ellos y ellas tengan todo lo que necesitan a mano.


Juguetes y juego libre

Los juguetes deben estar hechos de materiales naturales como tela o madera en lugar de plástico. Tened en cuenta que los juguetes muy elaborados con luces y sonidos limitan la creatividad. Pinturas, témperas, lápices de colores... dejemos que sean creativos, y que se expresen también  a través del arte ¿Qué os parece una pizarra para que pueden pintar en su propio dormitorio? Ya os hemos contado alguna vez que en casa tenemos una gran pizarra en una pared de la cocina, y la usamos mucho, mucho...

Deben tener acceso a juguetes interesantes y educativos, pero tened cuidado de no abrumarle con demasiados juguetes...  Podrían estimularle demasiado, y un niño o una niña que no está segura de con qué jugar, a menudo termina jugando sin nada. ¡Dejemos que desarrollen su imaginación , y fomentemos el juego libre!




Espacio para jugar

El suelo debe estar libre de obstáculos para que el niño o la niña pueda moverse fácilmente por la habitación. ¡Necesita una amplia zona de juego, ya que el juego es muy importante! ¡Jugando también aprenden!

Los adultos sólo usamos el dormitorio para dormir, pero ellos y ellas, desde que son peques hasta que sean bien mayorcitos, usarán su dormitorio durante mucho tiempo a lo largo del día. Una habitación amplia, limpia y bien iluminada con buena ventilación es importante.

Si es posible, elegid alfombras que les permitan explorar diferentes texturas.

Cama accesible

Se recomienda evitar las camas con barras o las cunas cerradas después de los 18 meses de edad. El método Montessori fomenta tener una cama a nivel del suelo. De esta manera,  protegemos la seguridad de nuestro hija o hijo, y él puede explorar libremente dentro o fuera de la cama.

¡Vamos a darles más autonomía! Simplemente podéis colocar el colchón en el suelo, y vestirla como si de una cama casa se tratara ¿Os gustan este tipo de camas?

Muebles

Los muebles como cajones, sillas, cuadros y estantes deben estar a la altura del niño o niña, no a la altura de un adulto. De esta manera, nuestros hijos se sentirán cómodos porque todo estará a su alcance.

Otros accesorios como los espejos por ejemplo,  permiten a los niños y niñas observar y descubrir sus cuerpos. También podéis poner carteles de naturaleza, animales o paisajes; o colocar percheros para que puedan colgar la ropa por si solos.


Ajustar la escala

El mundo puede ser un lugar bastante intimidante cuando solo tienes 1 metro de altura. ¿No os parece? Reducir un poco las cosas no solo reduce la ansiedad, sino que también le brinda a los y las peques la capacidad de explorar e interactuar con su entorno, aprendiendo sobre la marcha. 

Al decorar el espacio, optar por muebles de tamaño infantil siempre que sea posible. Una pequeña mesa y sillas en miniatura se convierten en una excelente zona de trabajo, y una pequeña mecedora  o una silla tipo puff es el lugar perfecto para acurrucarse con un entretenido cuento. 

Si queréis colgar láminas o hacer una gallery wall como estas, colocarla al nivel de los ojos de su niño, donde él o ella puedan apreciarlo. Eso sí, recordad atornillar los marcos y otros elementos decorativos para evitar accidentes. En esta estancia, la seguridad debe ser una máxima.

Seguridad

Si optáis por instalar un espejo como os hemos aconsejado, debéis tener en cuenta que el espejo sea irrompible, y que esté firmemente anclado a la pared por sus cuatro.

También debéis asegurar enchufes, ventanas,  puntos de luz y esquinas peligrosas. 

Otro elemento como una barra de equilibrio, ayudará al bebé a apoyarse para levantarse. También podéis utilizarla para colgar algunos móviles sensoriales.

En orden

Nunca debe haber demasiadas cosas en la habitación para que sea imposible mantenerlo ordenado.

En lugar de llenar estantes y cajas con juguetes y libros, intentad organizar todo por temáticas. Podéis cambiar el orden y posición de los juguetes y libros de manera regular, de modo que siempre haya algo nuevo y emocionante para capturar la atención y imaginación de si hijo o hija.




Ventajas de decorar un vivero siguiendo el método Montessori

Decorar la habitación de un niño con el método Montessori tiene las siguientes ventajas:
  1. El niño se vuelve más autónomo e independiente 
  2. Le da al niño la libertad de desarrollar su creatividad 
  3. El aprendizaje se produce más rápido y se adapta fácilmente a diferentes entornos
  4. Contribuye al desarrollo integral del niño
  5. El niño está en el centro de su propio aprendizaje
  6. El aprendizaje del niño se produce a su propio ritmo

Además de todas las ventajas, estas ideas también son más económicas y funcionales que las habitaciones tradicionales. ¡Y sobre todo contribuyen a que sea más feliz! ¿Nos os parece?

¿Qué os parece el método Montessori? ¿llevaríais este método al dormitorio  de vuestros hijos e hijas?

¡Os recuerdo que este viernes a las 6, os esperamos en Ikea Barakaldo para disfrutar juntas de una Taller familiar de disfraces! ¡Podéis apuntaros AQUÍ! ¡Os esperamos!

¡Os esperamos en nuestras redes sociales!