Google+

google tag manager

Pinterest

Cómo vestir una mesa para Nochevieja

¡Hola de nuevo familias! ¡Cómo nos gustan las mesas bonitas! Ya sabéis que de vez en cuando nos gusta enseñaros diferentes estilismos de mesa, y con las fiestas navideñas a la vuelta de la esquina, nos tocaba proponeros una mesa festiva no? Creo que hemos montado desayunos, meriendas, cenas de navidad, comidas varias, y nunca nos habíamos centrado en despedir el año como se merece... Por eso hoy aprenderemos a vestir una mesa para Nochevieja. ¡Que en nada estamos en el 2019!

Ya sabéis que hay truquitos y reglas básicas para todo casi todo... Si la semana pasada os enseñamos a decorar un árbol navideño como una decoradora profesional, hoy lo vamos a hacer con una mesa perfecta para despedir el año 2018 ¡A por ella!

La importancia de la vajilla

En muchas ocasiones, son los elementos decorativos los que le dan vida a una mesa, y muchas veces recurrimos a elementos naturales, por ejemplo, para llenar de vida y textura la mesa ¿Recordáis esta mesa navideña con la hiedra como elemento decorativo?

En otras ocasiones la propia vajilla es vistosa en sí misma, y con pocos detalles se consigue una mesa altamente hermosa... ¿Recordáis esta mesa en el campo al atardecer? Además en esta mesa mezclamos vajillas de distintos tamaños y colores... ¡Mezclar vajillas es bien! ¡Atrevemos a hacerlo!

Eso nos ha ocurrido con las piezas principales de esta mesa de Nochevieja. En cuanto vimos la colección de Navidad de Ikea, y en concreto estos maravillosos platos reloj, lo tuvimos claro... ¡Ya tenemos los elementos principales de la mesa de Navidad de este año!

¿Cómo empezar? 

Y es precisamente por esta pieza, el plato reloj, por la que hemos empezado a construir nuestra mesa de Nochevieja. Normalmente es así como se empieza a diseñar, partiendo de un elemento inicial: unos platos, ese mantel que te regaló tu abuela, unos vasos de relieve de color, unos candelabros... 

También lo hacemos con la ropa: elegimos la blusa nueva que nos acabamos de "regalar" y empezamos a añadir prendas para completar el look: un vaquero o una falta midi, unas playeras o unos stilettos, un abrigo o una cazadora biker... Cada prenda elegida va marcando un estilo, formal o informal, elegante o casual... Y un resultado concreto. 

Al igual que con la ropa que vestimos, una mesa se puede decorar con esta misma técnica que conocéis todas. Se trata ir  tomando elecciones partiendo de una pieza inicial.

Así pues, empezamos eligiendo esa pieza que nos encanta ¿Ya la tenéis?

La importancia del color

Otras ocasiones podríamos empezar el montaje eligiendo el color principal de la mesa, como elemento clave. En cualquier caso, el color es una de las primeras decisiones que tendremos que tomar, teniendo en cuenta el espacio en el que estará la mesa, y estas sencillas recomendaciones:
  • Elegid un color principal o una gama de colores de máximo tres colores. No recarguéis la mesa con color a gogó... Pensad que la Nochevieja es fiesta y alegría, pero también elegancia, y como solemos deciros muchas veces,  menos es más.
  • Un look en blanco ayudará a destacar la vajilla y la cristalería, es un color sinónimo de elegancia pero abusar de él puede dar como resultado una mesa sosa y plana. Podéis romper  la monotonía del blanco con toques de color en detalles y complementos decorativos. 
  • El oro es un color muy navideño y podréis encontrar multitud de elementos decorativos y/o de menaje en este color. Pero no penséis que sólo podréis usarlo en navidad... ¡El oro es un color atemporal, como todos! Sólo hay que tener en cuenta con qué lo mezclamos. Ahí está la clave.
  • El rojo es también un color muy asociado a la Nochevieja y a la navidad. Es un color muy potente, así que si queréis usarlo os recomendamos que los reservéis para elementos concretos como copas, velas, o un camino de mesa, por ejemplo.
Nosotras hemos elegido el blanco como base neutra, y el oro, que es un color vinculado a las celebraciones. ¡Brilli.brilli power! Todo en la misma gama cromática.








¿Es necesario mantel?

Las últimas tendencias apuestan por dejar las mesas sin mantel, sobretodo cuando la mesa que vamos a vestir es de madera ¡La textura de este material natural siempre es una apuesta ganadora! Sobretodo si queréis conseguir un mesa chic con un aire rústico.

En cualquier caso, no os recomendamos dejar la mesa desnuda. Los textiles nos ayudan a proteger la mesa y sobretodo ... Por eso podéis optar por añadir manteles individuales o caminos de mesa. Estos son los que hemos usado nosotras.




Dónde colocar la servilleta

Según el protocolo, las servilletas deben ser colocadas dobladas sobre el plato o bien a los lados de éste, pero nunca dentro de las copas. ¡No me digáis que en vuestra familia nunca lo habéis hecho! ¡Nosotras 1000 veces! jajaja!

Por  si os interesara el tema, al final os vamos a dejar un listado con las reglas de protocolo más básicas. De todos modos, tampoco tiene porque haber reglas si no queremos... Las reglas están para seguirlas o no...

Colocándolas sobre el plato podréis añadir un servilletero personalizado con el nombre u algún otro detalle, y por experiencia, os decimos que se detalle siempre gusta ¡Y mucho!

No tenéis porque usar servilleteros comprados ¡Podéis hacerlos vosotras! En este caso hemos usado  unas mariposas blancas, unos adornos navideños como los que decoran el árbol, para homogeneizar así la temática decorativa de ambos ambientes: árbol navideño y mesa festiva.

Centros de mesa 

Flores, plantas, velas, frutas, purpurina, o pequeños adornos navideños  os ayudarán a darle un aire diferente vuestra mesa. Pero tened en cuenta que  la decoración de la mesa  no debe convertirse en un obstáculo. no puede ser ni demasiado alto, ni demasiado grande...

Aveces vemos montajes de mesa espectaculares y yo pienso... "Oh, tengo que montar un estilismo de mesa así" pero a la hora de la verdad, me doy cuenta de que no es para nada practica...

La idea inicial para decorar esta mesa de Nochevieja fue colocar el camino de mesa en el centro y hacer una fila enorme de velas a distintas alturas y colores... ¡Me vine de Ikea cargada de velas blancas y doradas súper bonitas! Y al final me di cuenta de que si ponía velas, ¿dónde pondría las uvas, por ejemplo? Queremos una mesa festiva bonita y vistosa pero también cómoda verdad? ¡Seamos prácticas!





El DIY que no falte

Para unas amantes del DIY como nosotras, no podría faltar un DIY para nuestra mesa de Nochevieja.

Podéis crear complementos personalizados, para mostrar a las persona invitadas dónde pueden sentarse como aquí, una forma original de colocar los cubiertos y servilletas, o personalizar las copas para que cada uno sepa cual es la suya.

¿No suele ocurriros que muchas veces no sabéis cual es la copa de cada cual? Con este sencillo DIY cada persona sabrá la tendrá bien identificada. Como podéis ver, tan sólo se trata de añadir un pedazo de cinta decorativa como estas en la copa. Fácil no? Además puede ser una tarea para que hagan los niños y las niñas de cada casa ¡Aquí participamos toda la familia!

Elementos decorativos y pequeños detalles

Son los pequeños elementos decorativos, que apenas llaman nuestra atención, son los que nos ayudan a rematar la mesa. Pequeñas velas, bolitas navideñas, piñas, guirnaldas... ¡Atreveros a salpicar vuestra mesa con pequeños adornos que harán mucho!







Protocolo básico para una mesa festiva

Además de todo lo que ya hemos ido comentando, a algunas tal vez os interese conocer la diferencia entre el montaje de una mesa elegante u otra más casual no? espero que esta imagen os ayude estas fiestas. Nosotras nos quedamos con la mesa casual ¡Menuda mesa deberíamos tener para que nos entrara todo! jajaja!



¿Qué detalle os gusta más? ¿Cual es imprescindible para vosotras? ¿Os gusta vestir vuestra mesa de fiesta? ¿Y vosotras?
¡Sed felices!

¡Os esperamos en nuestras redes sociales!