Google+

google tag manager

Pinterest

La nueva habitación de la exploradora ¡Cambio radical!

¡Hola familias! ¿Os gusta cambiar la decoración de vuestra casa casa? A nosotros mi mucho ¡Cuánto disfruto con ello! Aunque tengo que decir a mi favor, que esta vez, el cambio radical de la nueva habitación de la exploradora  no ha sido por mi, lo han decidido ellos, los peques de casa.

Lo cierto es que en menos de 4 años, este dormitorio ha pasado de ser un espacio lleno de texturas naturales, animales, y guiños a la naturaleza... el refugio perfecto para el explorador; a un proyecto de decorativo más femenino con los flamencos como protagonistas.


Cambio radical: Antes y después del dormitorio con terraza

Es cierto...¡Cuanto cambio decorativo ha habido en poco tiempo! ¡También de dueño! Porque si empezó siendo el dormitorio del explorador, ahora es el de la exploradora. Ya os contamos que ellos decidieron cambiarlo no?

Por cierto, os habréis dado cuenta de que llamamos a la peque de casa exploradora, y no princesa verdad? Si no sabéis porqué y queréis leerlo, lo podéis hacer aquí ;)

Este es el ANTES de este dormitorio...

El explorador siempre ha disfrutado de la naturaleza ¡Siempre! Aprendió a leer con libros de reptiles, insectos, anfibios y bichos en general... de esos de mayores. Prefería los terrarios a los balones de fútbol, y todo lo relativo con el medio ambiente, le volvía loco... ¡De hecho sigue así! jajaja!

Por eso, era inevitable una habitación así, ¡de explorador! llena de animales, y elementos naturales como cartón, corcho, madera...  que recordaran a su hábitat: la naturaleza.










¡Bienvenidos! Este es el después de este dormitorio, ahora de la exploradora

El año pasado, los dos decidieron cambiar de dormitorio. Él prefería una cama más pequeña pegada a la pared, como en el piso de Bilbao; y a ella le gustaba mucho la terraza de su hermano, así que la negociación fue rápida y tranquila.


Apenas hemos empezado a decorar esta nueva habitación de la exploradora, pero hoy queremos enseñaros los nuevos elementos que teníamos claro que queríamos incluir en ella:
  1. Papel pintado geométrico
  2. Alfombra artesanal Sukhi
  3. DIYs: como esta caja tuneada cuyo paso a paso os enseñaremos hoy
  4. Mesilla restaurada
  5. Cabecero diy
Tenemos otras tantas ideas, como un tocador por ejemplo, sus acuarelas enmarcadas, y otras tantas cosas bonitas que poco a poco os iremos enseñando...

De hecho, el cabecero es un proyecto que aún está en mi cabeza... jajaja! Y la restauración de la mesilla es algo que estamos atrasando porque al verlo así nos gusta... ¡Ains! pero también queremos ponerle color... ¿Os acordáis que os pedimos opinión aquí?  Ya os contaremos que decidimos al final ;)¡Empezamos!

Papel pintado geométrico

Cuando le vimos supimos que tenía que ser este papel... Geométrico, fácil de instalar encolando sólo la pared, con un leve brillo que hace que la luz se multiplique, y de ese color mint que nos vuelve locos ¡flechazo! 

Quitamos el corcho, alisamos la pared y lo colocamos. ¡No os exagero si os digo que lo hicimos en una mañana! 


Alfombra artesanal Sukhi

Desde que conocimos las alfombras artesanales Sukhi, soñamos con ellas... ¡Llenaríamos toda nuestra casa con ellas! ¿Porqué? Como ya os contamos aquí, son alfombras de la más alta calidad, que respetan al artesano, su talento y unas condiciones laborales y sueldo acordes al mismo, sin ningún tipo de intermediario, almacén o tienda física; así como  la tradición y la artesanía atemporal.

Además, una de las ventajas que ofrece Sukhi es que cada alfombra se hace especialmente para  quien la compra por un artesano o artesana, y gracias a ello, se puede personalizar totalmente

Nosotros la elegimos de bolas de fieltro blanco, gris y azul  hechas con pura lana 100% de Nueva Zelanda de alta calidad. ¿Os gusta tanto como a nosotros? Podéis elegir una alfombra personalizada como esta, haciendo clic en el enlace ;)


Caja tuneada ¡Nos gustan los DIYs!

Este es el primer proyecto diy que hemos hecho para este dormitorio... bueno, el que ha hecho la peque: Caja de madera, cinta de carrocero formando otras formas geométricas (en este caso montañas), pintura azul ¡como no! a gusto de la inquilina, y caja tuneada lista.

Un diy super facilón que pueden hacer los peques de casa, porque ellos también pueden participar de forma activa en la decoración de su habitación, verdad?


Con todo ello, el dormitorio luce así... ¡Faltan tantas cosas! Pero estamos contentos con la pinta que va cogiendo... ¡Y lo mejor de todo es que la exploradora está súuuper feliz! ouh yeah!


¿Os gusta el cambio radical de esta habitación? ¿Con cual os quedaríais?
¡Sed felices!

¡Os esperamos en nuestras redes sociales!