Google+

google tag manager

Pinterest

DIY Sales de baño para regalar salud

¡Hola de nuevo familias! ¿Qué tal? ¡Vaya poquito queda para la Navidad! ¿Ya tenéis todo preparado?  Imagino que poco a poco habréis  montado la decoración navideña, mandado las cartas al Olentzero y a sus Majestades los Reyes de Oriente, y buscado algún regalito para peques y mayores no?

Es momento de celebrar pero también de reflexionar, de valorar lo verdaderamente importante y de consumir de manera responsable...  

¿Es necesario comprar tanta comida? ¿Los peques jugarán con este juego o se quedará en un rincón tirado? ¿Es necesario comprar tantas cosas para que luego acaben en el cubo de la basura?

La respuesta es no... Por eso hoy os hemos querido preparar una idea de regalo útil: unas sales de baño diy para regalar salud, para regalar tiempo,  para regalar algo hecho por vosotros mismos, y si puede ser lowcost, mejor no?

A nosotros son los regalos que más nos gustan ¿a vosotros?

DIY Sales de baño

En general este año ha sido bueno pero también ha sido un año de sustos, así que a estas alturas, mi cuerpo me pide bajar a cuarta... a tercera, segunda, primera... parar. Relax...

Sigo dándole vueltas a lo que podría hacer para renovar mis energías como os he preguntado a través de instagram en alguna ocasión... De hecho, me he apuntado a costura (¡qué me mola mucho) y si puedo, en el 2018 me gustaría probar yoga ¿Practicáis alguno de vosotros?

Mientras tanto un regalo como este me vendría como anillo al dedo, y hemos pensado que a todos vosotros os gustaría tanto como a nosotros ¡o más! ¿Qué os parece?

¡A por ello!

Materiales necesarios: 

  • Sal de Epsom o lo que es lo mismo, sulfato de magnesio
  • Flores secas surtidas. Podéis usar pétalos de rosa, caléndula, flores de manzanilla, lavanda, flor de hibisco...
  • Aceite Esencial, por ejemplo de Lavanda, romero... 
  • Uno o varios botes de cristal.  Como siempre decimos, podéis reciclar alguno que tengáis por casa ;) 
  • Cordón
  • Esta etiqueta imprimible que hemos diseñado, en la que vosotros mismos podréis escribir sus ingredientes a mano. Ya sabéis, ¡A gusto del consumidor!
  • Opcionales: Unas etiquetas para poner el nombre, una cucharita de madera para atar con el cordón alrededor del bote,  unas bolsitas de muselina, para dosis individuales...

¿Cómo hacemos nuestro DIY sales de baño?

Se trata de ir mezclando todos los ingredientes en un bol más grande, empezando por la sal. Las medidas son aproximadas vale? Más o menos  para que podáis calcularlo mejor, por 500 gramos de sal irían con 3 ó 4 gotas de aceite esencial, y un buen puñado se flores secas al gusto. Las sales de baño ya estarían preparadas.

Ahora sólo queda ponerlas bonitas, y más teniendo en cuenta que van ser un regalo wellness no? ¡Vamos a dejarlo elegante!

Regalar salud

Después de tener hechas las sales de baño, podéis hacer estos jabones naturales de avena y miel que hicimos el año pasado, preparar una cesta de mimbre, o  de madera (de un material natural) y añadir otros productos para cuidarnos ¡Porque lo valemos! 

¿Necesitáis inspiración?

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6

Productos de cosmética naturales, respetuosos con el medio ambiente y con nuestra piel...  Perfectos para mimarnos, y disfrutar de un par de horas de relax... Oooommm! 


¡Yo ya me imagino cual Cleopatra, rodeada de velas, música relajante y en una bañera con el agua bien calentita probando estas sales de baño! ¿Apetece?

Sólo nos falta despedirnos hasta la miércoles cuando os enseñaremos una mesa navideña diferente, y daros una buena noticia... A partir del 2018 los últimos viernes del mes, y  cada dos meses, os hablaremos del mundo del cuarto de baño y del wellness en colaboración con nuestros amigos de Banium a los que estamos seguros de que ya conocéis... Ya os iremos avisando para que no os lo perdáis ;)

Es un placer colaborar con ellos en su blog y en esta nuestra casa con contenidos como este, que nos van a inspirar todos ¿Esa es la idea no?

¡Se os quiere familias! ¡Sed felices! 
¡FELIZ NAVIDAD!


¡Os esperamos en nuestras redes sociales!


6 comentarios:

  1. ¡qué monada de sales!.. ya sólo me falta retroceder en el tiempo para poder tener un rato de soledad y usarlas.. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja! Nos pasa igual! Tiempo tenemos que pedir a Olentzero ;) un besazo!

      Eliminar
  2. Qué buena pinta, la verdad es que no solemos usar sales en casa, siempre con prisas y a la ducha!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tiempo necesitamos! Por eso, hay que buscarlo de donde sea! jijiji!

      Eliminar