Google+

google tag manager

Pinterest

Queremos menos deberes y más cenas en familia

Hola familias ¿Qué tal? Nosotros estamos reivindicativos modo ON... Y es que antes de inaugurar oficialmente la temporada de Navidad en el blog, nos queremos sumar y contar novedades alrededor de la campaña Salvemos las cenas que el pasado mes de septiembre lanzó Ikea ¿Os acordáis que ya os hablamos de ello con la vuelta al cole, con nuestra lámina descargable Este curso voy a triunfar?

Ahora que tenemos a los peques en plenos exámenes, nos damos aún más cuenta de lo difícil que es para ellos su día a día, a pesar de ese dicho popular, de esa frase hecha que muchas veces oímos, y/o decimos: ¡Que bien viven los estudiantes! 

Y es cierto que ellos no tienen tantas responsabilidades como los mayores... pero sinceramente, nos gustaría ver a nuestros hijos disfrutando de todo lo que aprenden, sin presiones, sin tantos horarios, agendas, deberes, exámenes... Queremos verles felices, motivados y con ganas de aprender más ¿vosotros?


A pesar de todo, también queremos dar las gracias desde aquí a todos los profesores de nuestros hijos... el día a día aveces es duro, para unos más que para otros, pero ellos han sabido entender a nuestros hijos, y no podemos estarles más agradecidos... ¡Ojala se os dejara ser creativos con ellos! ¡Ojala no fueran tan importantes las notas y los deberes!

Todos a una Fuenteovejuna

Haciéndose eco de todo esto, la semana pasada, en concreto el pasado 22 de noviembre, representantes de Ikea, junto a Eva Bailén de la promotora change.org, llevaron una petición formal de racionalización de los deberes en el sistema educativo español. Más de 150 personas, se sumaron a un acto en Madrid en el que reivindicaron unos deberes más justos y más tiempo para jugar, y disfrutar en familia ;)

El acto comenzó esa misma mañana cuando una familia en representación de las que se reunirían posteriormente, entregó en el Ministerio de Educación una carta dirigida al recientemente nombrado Ministro D. Íñigo Méndez de Vigo junto con varias mochilas, simbolizando la carga de deberes de un niño a lo largo de su vida escolar. En la carta se pedía al nuevo ministro su colaboración para reducir la carga de deberes y de ese modo poder fomentar las cenas en familia en los hogares españoles.



Por la tarde, tuvo lugar la lectura de un manifiesto en el Círculo de Bellas Artes y a continuación las 150 personas asistentes al acto realizaron una marcha reivindicativa que finalizó con una gran cena familiar en la plaza de Pedro Zerolo. 

Nosotros no pudimos acercarnos a Madrid al acto, pero desde Bilbao nos sumamos a él... Hablamos con nuestros hijos del tema, les escuchamos, nos pusimos en su lugar, hicimos pocos deberes, jugamos mucho y cenamos juntos... Una cena normal en nuestra cocina, como casi siempre, sin ninguna decoración especial, ni maquillaje y encima en pijama... jajaja! Una cena de verdad, como la que queremos todos los días....

¡Queremos menos deberes y más cenas en familia!



¿Qué os parece a vosotros? ¿Qué podemos hacer? 
 El lunes que viene la Navidad llega al blog... Hasta entonces ¡Sed felices!

¡Os esperamos en nuestras redes sociales!


10 comentarios:

  1. Nosotros no tenemos hijos pero lo vemos en nuestras sobrinas. Las pobres siempre vienen cargadas de deberes del cole y muchas veces los fines de semana se lo pasan estudiando para los exámenes. Creo que los deberes se tendrían que hacer en el colegio ya que para ellos tienen su horario. Fuera de eso, merecen descansar y desconectar un poco. Un besazo guapisima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad? Que lo hagan en el cole, y en casa, podemos hacer alguna cosas, para ayudarles, sin el estrés de tener que entregarlo al día siguente... ¡un besazo guapa!

      Eliminar
  2. Miren me encanta tu sentido de la familia....seguro que la cena fue genial. Pero tampoco es justo echar toda la culpa del extres de nuestros hijos a los deberes del cole. También deberiamos valorar en cuantos extraescoles les apuntamos para poder conciliar el trabajo con su cuidado. Cuantas veces les decimos que no les podemos dedicar tiempo porque estamos cansados o cuantas otras les presionamos para que saquen sobresaliente por que con un aprobado no nos conformamos. Un asunto difícil en el que salen perjudicados nuestros hijos.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha razón Janire... el colegio no es el único problema con el que tienen que enfrentarse los peques... ¡Los pobres están sobre estimulados! Y como queremos todo lo mejor para ellos, pensamos que cuanto más mejor, en todos los sentidos... Y ellos sólo nos quieren... ¡a nosotros! Un besazo

      Eliminar
  3. Yo estoy totalmente de acuerdo con la iniciativa. La cena se ve estupenda Miren. Menos deberes y más cenas en familia👏👏👏

    ResponderEliminar
  4. Creo que tendremos que disfrutar de este año porque pronto vamos a entrar en la dinámica de los deberes con Naia...

    ResponderEliminar
  5. Esa familia bonita!! Bueno, yo ya di mi larga opinión en un post, pero estoy totalmente de acuerdo contigo. Ojalá consigamos todos que aprendan por el gusto de aprender, sin presiones ni horarios. Así es como de verdad descubren el mundo, motivados.
    Me encanta tu mesa, de verdad y sin postureo. Jajajaja.

    ResponderEliminar