Google+

google tag manager

Pinterest

Abececedario de animales

¡Bienvenidos DEFdecoreros! Nos gusta que cada uno tenga su espacio en casa, ¡cada habitación, un universo! Y yo, que soy fan total de la decoración del hogar en blancos y tonos neutros, he ayudado a mi vidita de casi 4 años, a llenar su mundo de princesas, unicornios y rosa por todas partes... jajaja! Ya os lo enseñaré otro día...

El campeón de la casa, en cambio, adora los animales en general y los reptiles, anfibios e insectos en particular, y los invitados en casa ya se han llevado más un susto en el baño, sofa, etc... ¡siempre hay animales de goma por todos lados! ¡Y son bastante realistas! jajaja!

Mikel ha dormido en nuestra cama hasta hace poco, Garazi aún lo hace... ¡Somos un poco hippies si! Cuando en diciembre cumplió los 5 años,  ya teníamos preparadas un montón de cosas que él quería tener en su futura habitación. Este abecedario de animales era una de ellas.

Cuando hicimos este abecedario Mikel tenía 4 años, y en el cole estaban escribiendo letras, palabras, frases... algún niño estaba empezando a leer. No sé si fueron este tipo de actividades, la búsqueda de animales en los libros de naturaleza, o el tener que escribir tantos nombre de animales, pero  le ayudó a soltarse a escribir y leer. ¡así que encantados!

Pasamos bastantes tardes haciéndolo, y cuando por fin lo vimos colgado en la pared de su nueva habitación, él estaba contento, orgulloso... ;) ¡Y nosotros más aún! Que él haya podido participar en la decoración de su habitación, y que además sea un cuadro tan personal, de su gusto y handmade... ¡ay! ¡me encanta! ;)

¿Qué necesitamos para hacer este cuadro de abecedario?
  • Un marco de 50x70: el nuestro lo compramos en IKEA. Creo que este modelo ya está descatalogado. 
  • Una cartulina de 50x70 que se puede encontrar en cualquier papelería.
  • Una foto para cada letra: fotos de animales, de princesas, super héroes, pokemon o lo que sea...
  • Las letras del abecedario
  • Pegamento






¿Qué os parece el resultado? ¡Haremos más, que aún nos queda pared! jajaja!