Google+

google tag manager

Pinterest

Apartamento monocromático en Copenhague

Una casa decorada en blanco y negro que transmite serenidad

Y después del estrés diario, de correr de un sitio a otro, de llamadas de teléfono, de washapp, de coches, de semáforos, carreteras, etc... ¡Por fin en nuestro piso oasis! Porque así es como vemos este apartamento monocromático de 140m² en el centro de Copenhague, como un oasis en medio del ruido de la gran ciudad, como un hogar que nos relaja miremos a donde miremos:  una gran sala de estar con cocina,  y un único dormitorio.

¿Veis algún color? ¡Ninguno! Sólo blancos, negros y tonos neutros... y a pesar de que siempre habíamos pensado que unas pizcas de color aquí y allá le iban "como anillo al dedo" a cualquier decoración interior en blanco, no lo echo nada de menos en este piso que pertenece a la estilista Ingeborg Wolf y su novio, una pareja joven sin hijos.

¡Claro! ¡Imposible tenerlo todo tan impoluto, blanco y reluciente con pequeños aficionados al arte rupestre corriendo por casa ! jajaja! ¡pequeños artistas! ;)

¡Disfrutad de la sencillez de las líneas, de los blancos puros, de las texturas, de la luz que entra por las ventanas y atraviesa las paredes de cristal!











Todas las fotos están hechas por una fotógrafa  a la que admiro: Pernille Kaalund. Puedes visitar su web aquí. Y si quieres ver más fotos y/o ampliar información puedes entrar aquí a la web de Bo Bedre en la que hemos descubierto este flamante apartamento.

¿Qué os ha parecido? ¡Sed felices!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada