Google+

google tag manager

Pinterest

Decoración Hygge: 11 tips imprescindibles para llevarla al hogar

Hola de nuevo ¿Alguna familia fan de estar en casa acurrucadita entre mantas y cojines viendo una peli? ¿Frente al fuego de una cálida chimenea, o tomando un chocolate como este? ¡Menudas estampas! Creo que a todas no?

Y es que a  pesar de que nos gusta disfrutar de la naturaleza y/o de la cuidad al aire libre ¡para gustos los colores! cuando llega el invierno los planes hygge en casa, sobre todo durante los fines de semana cuando tenemos más tiempo de cuidarnos, son los más apetecibles... ¡Sobretodo si en la calle llueve, nieva o hace frío!

¿Qué es Hygge?

Sí, lo he hecho... He usado esa palabra que últimamente está de moda ¿Ya la habéis oído? ¿Sabéis lo que significa? Hoy queremos hablaros de la decoración hygge, porque no puede encajar mejor con DEF... ¡O al menos nos gustaría que encajara cada vez más! Ahora vais a descubrir porqué...

A pesar de que hygge es un concepto que comúnmente se asocia con el invierno, en realidad fue pensado para ser disfrutado durante todo el año. 

Hygge viene a ser lo que normalmente se traduce como confortable o acogedor... ¡Ese sentimiento que tenemos cuando estamos bien tapaditos en nuestra cama y fuera está lloviendo! Sabéis a lo que me refiero, verdad? 

Pero lo cierto es que el concepto hygge va mucho más allá... Expresa un estado de bienestar que todas las familias buscamos para nuestro hogar y por ello se ha convertido en una revolución en el mundo de la decoración.  De hecho, sólo en instagram  el hashtag #hygge abarca casi cuatro millones de imágenes con acogedoras mantas, fuegos y café, y momentos relax a cual más envidiable... ¡Todo lo hygge es tendencia!


¿De dónde viene Hygge?

Hygge es una palabra danesa que fue creada como un concepto y estilo de vida por los daneses en el siglo XVIII y ahora es una parte fundamental de su cultura. Se deriva de un término noruego que significa bienestar. Y no es casualidad que los daneses  sean una las sociedad más felices del mundo, según el informe de Naciones Unidas, World Happines Report, que se publica cada año desde el 2012 durante el mes de marzo, con motivo del Día Internacional de la Felicidad. ¿Nos vamos a vivir a Dinamarca? jajaja!

Si bien la palabra pretende abarcar el estilo de vida danés, también encarna un estilo de decoración copiado en el mundo entero. La idea principal de la decoración hygge es crear un espacio sereno y tranquilo que esté libre de desorden, ya que éste puede causar estrés, que es lo opuesto a la forma calmada y feliz del estilo de vida danés.

Un estilo de vida

Rodearse de amigos y familiares, disfrutar de los pequeños placeres; quedarse una hora más en la cama; celebrar una barbacoa al aire libre; reutilizar y reciclar; dedicar un tiempo a vosotras, a un hobby por ejemplo, respectar y apreciar el entorno natural, disfrutar de un buen libro, celebrar la vida, olvidarse del móvil, dedicar más tiempo  a las personas que queréis, preparar un bizcocho con vuestros hijos, salir a pasear por el campo.. ¿Y cómo llevamos todo esto a la decoración?

Decoración Hygge: 11 imprescindibles para llevarla al hogar

Una decoración hygge, es un estilo decoración nórdica que nos habla de crear un espacio seguro para amigos y familiares,  rodeados de elementos sencillos que nos inviten a sumergirnos en este estilo de vida despreocupado y acogedor. ¡Con los niveles de estrés aumentando cada vez más  en nuestra sociedad, seguro que estos consejos vienen bien en todas las casas!

Vamos a preparar nuestra casa para disfrutar de los pequeños placeres de la vida:  

1. Usar una paleta de color neutra

Usar una paleta de colores neutros como grises claros, marrones y cremas y/o pasteles y blancos,  es importante al crear un espacio relajante. Pensad que los colores que incluyáis en la decoración deben contribuir a crear un ambiente de armonía y paz, por eso los colores demasiado chillones no encajan con este estilo de decoración.

2. Crea un ambiente confortable

La comodidad es clave a la hora de decorar pensando en el estilo hygge. Podéis usar textiles de fibras naturales, ropa de cama en lino, seda o algodón de calidad; almohadas mullidas, edredones suaves, cojines para acurrucarse y relajarse,  y plaids y mantas de lana.

3. Velas y guirnaldas

Cuando piensas en velas, ¿qué es lo primero que te viene a la mente? Tal vez sea una velada romántica, un baño relajante o una noche tranquila con un libro... La iluminación tenue de una vela consigue un ambiente íntimo y especial que no se logra con la iluminación artificial y los daneses lo saben bien ¡Por eso cada uno de ellos consume 6 kg de velas al año! ¡Toma ya!


Así mismo, las guirnaldas de luces son ideales cuando se trata de la decoración hygge. No solo son alegres y festivas, sino que encajan muy bien en cualquier estancia. ¡Podéis usarlas en el dormitorio, en la sala de estar o incluso en el patio, al aire libre! Al igual que las velas, emiten una luz más suave y favorecen un ambiente agradable y acogedor, sin ser demasiado abrumador.

Si debéis recurrir a la luz artificial, os recomendamos recurrir a la luz indirecta a través de  apliques de pared, pequeñas lámparas de mesa...

4. La madera que no falte

La madera suele ser lo primero que se nos ocurre cuando pensamos en una decoración acogedora, no?  Es un material cálido lleno de textura que nos ayuda a conectar con la tierra, con la naturaleza...

La madera y el uso de material primas naturales también nos ayudan a añadir textura, y con ella más interés a este diseño decorativo minimalista. De uso de las texturas os hemos hablado muchas veces verdad? ¡Super importantes en cualquier tipo de decoración! Un día os hablaremos de ellas, profundizaremos más en ello ;)


5. Hacer un fuego

Acurrucarse alrededor del fuego, ya sea fuera o dentro, forma parte de la cultura danesa. Es el momento perfecto para reunirse con amigos y familiares y estar agradecido por la compañía. Por lo tanto, tener una chimenea es un elemento esencial para la decoración hygge. Representa el calor y la unidad y es más divertido cuando se disfruta con los seres queridos.




Vía ©fabriziocicconi en Telva

6. La simplicidad

La tendencia minimalista ha sido siempre una de las claves del estilo nórdico, por eso no nos sorprende que en el estilo hygge sea también protagonista. ¡Menos es más! ¡Demos prioridad a la sencillez, sin sobrecargar de cosas las habitaciones!


7. Poner en valor los recuerdos

Y nos rodeamos de elementos que nos recuerdan a los buenos tiempos: el armario de la abuela, piezas de diseño vintage o fotos de vacaciones. Se trata de vestir nuestra casa de objetos que nos transmitan buenas vibraciones, y que nos hagan sentir bien.

8. Un hyggekrog: Nuestro espacio relax

¿Habéis escuchado el término hyggekrog alguna vez? No os engaño si os digo que no lo habíamos escuchado hasta que ahora... pero no es otra cosa que un rinconcito en nuestra casa donde acurrucarnos con una manta, un libro o una taza de té, un espacio para encontrar paz y tranquilidad.

Puede ser un banco en la ventana, o un orejero o una espacio en el suelo entre cojines... ¿Qué se os ocurre a vosotras?


9. La importancia de darle espacio a lo que te gusta

Tocar algún instrumento musical, pintar , leer, hacer cerámica, tejer, coser...  son aficiones que podéis incluir en la decoración de vuestro hogar. No sólo ayudará a embellecer el espacio sino que además os dará menos pereza retomar esa actividad, sobre todo si la teníais un poco olvidada...

¿No os pasa a veces? Con la ajetreada vida que llevamos, corriendo a todas partes... ¿No os da la sensación de que no tenemos tiempo para nada?

10. Aromas y olores

Llenar nuestro hogar con deliciosos aromas y olores también lo hará instantáneamente más tranquilo. El olor del pan o las galletas recién horneadas, velas aromáticas, ambientadores de aromas naturales...

11. Un baño spa en casa

En lugar de solo usar el baño para una ducha rápida por la mañana, podemos conseguir que sea un espacio de la casa para relajarnos, descansar y mimarnos.

Es importante tener un buen espacio de almacenamiento para que todos los productos de higiene y cuidado personal no estén a la vista y desordenados.

Un baño de burbujas o de aceites esenciales, unas velas, música relajante y tiempo ¡Porque nosotras lo valemos!

@mz.interior Vía 

El estilo hygge nos ayuda a estar bien con nosotras mismas y nuestra casa.Se trata de apreciar las pequeñas cosas de la vida: Ya sea el mejor bizcocho que hayamos preparado o una simple conversación con nuestra mejor amiga, podemos adoptar el concepto hygge simplemente disfrutando cada día de la vida. ¡A por ella!

¡Sed felices!


¡Os esperamos en nuestras redes sociales!