Google+

google tag manager

Pinterest

Antes y después. Cómo limpiar y pintar la fachada paso a paso

Las casas en plena naturaleza, en el campo, en un entorno rural, cerca de montes, prados,
árboles y flores, ríos... molan ¡Y mucho! Después de estar en contacto con la fauna y flora,
viendo atardecer, o escuchando los pajaritos al amanecer desde la cama de la casa del pueblín, siento que mis pilas vuelven a cargarse, y las del manitas, el explorador y la exploradora también…
Poder escaparnos de Bilbao fines de semana y vacaciones escolares, cambiando nuestra residencia al Valle de Ayala, es todo un chute de energía ;)

¿Inconvenientes? Pues para nosotros ninguno, pero sí que es cierto que una casa, en nuestro caso
adosada, requiere de una serie de cuidados mínimos para tenerla a punto. Hay más humedad,
más frío, a veces más lluvia... y los hongos, musgos o líquenes invaden las fachadas dejándolas
negras.


De hecho, podéis verlo en estas imágenes que muestran el antes de nuestra fachada. Viéndolo ahora, no recordaba que hubiera estado taaaaan sucio ¡Madre mía! Un poco de vergüenza ya me da... (Bueno más bien mucha...) ¿Cómo podía estar tan sucia? ¡El resultado nos ha dejado más que satisfechos! 









Como podéis ver, después de 10 años, este verano tocaba poner a punto la fachada de nuestra casa como ya os fuimos enseñando por instagram. De hecho os hemos dejado este storie en destacados con el paso a paso express ¿Ya lo habéis visto? ¡Os a animamos a hacerlo!

DIY Restaurar la fachada: Cómo limpiar y pintar la fachada paso a paso

Hoy os queremos enseñar cómo limpiar las manchas de suciedad en las fachadas, tomando
como partida la fachada de nuestra casa. Esto es importante no sólo desde el punto de vista
estético, sino también desde el punto de vista práctico, porque si no la arregláramos, los agentes
agresivos de la atmósfera irían descomponiendo la pared y podrían empezar a aparecer
grietas, humedades en el interior… ¡Nos interesa poner solución cuento antes, y ya de paso
dejar la fachada bonita! ¿Os apuntáis?

Materiales necesarios

Paso 1: Limpiar con lejía para sacar el moho

Alguna vez hemos  usado una hidrolimpiadora para limpiar, pero pronto nos dimos cuenta de que para la superfície de la fachada no convenía usarla porque levantaba la masa, y nos dio miedo quedarnos con el ladrillo o el encofrado visto... 

Por recomendación de nuestros amigos de Pinturas Jotun, proveedor en el que hemos adquirido todos los materiales que hemos usado en esta rehabilitación, nos ponemos manos a la obra con la lejía para quitar el moho más gordo. Para las zonas en las que hay mucha concentración usamos un cepillo, y al acabar aclaramos bien con agua ¡Acordaros de usar guantes!




Paso 2: Lavar con el Limpiador Universal Alcalino diluido en agua

La proporción de este producto es por 1 parte de limpiador, 15 partes de agua. al igual que con la lejía, hay que utilizar guantes ya que el producto es corrosivo. Aplicamos con rodillo o brocha, dejamos actuar el producto 5 minutos, y de nuevo enjuagamos con agua.

Es muy importante esperar que seque. Es aconsejable esperar un día entre capas para que el producto cure bien, sobre todo si hay humedad.

Es un detergente altamente efectivo basado en álcalis y otros componentes biodegradables. es perfecto
para superficies fuertemente contaminadas o que han de ser repintadas. ¡Como nuestra fachada!


Paso 3: Imprimar con Jotashield Penetrating Primer Blanco

Con los dos primeros pasos y esta imprimación consolidante acrílica al disolvente de alta calidad, prepararemos de la superficie, que estará lista para pintar del color elegido. Esto es muy importante ya que sino  no se realiza bien, cualquier tratamiento por bueno que sea, no va a aguantar a largo plazo la acción de la suciedad y de los micro-organismos. 

Daremos dos capas, esperando que seque entre una mano y otra. Como os hemos dicho antes, es recomendable hacerlo de un día para otro ;)



PASO 4: Aplicar una mano de Rehabilit Perfect

¡Ahora toca ponerle color! Nosotros elegimos el Vainilla Latte 1519 de una amplísima carta de colores, un color muy parecido al original. Le dimos una capa, y al día siguiente le dimos la otra ¡Magia! ¡Nuestra fachada parecía otra!



Una pintura fácil de aplicar, muy cubriente, y con un resultado de 10. Nos parece que la fachada no podría haber quedado mejor... Y lo mejor de todo es que no nos hemos limitado sólo a pintar, sino que además, hemos eliminado mohos y otros micro-organismos que gracias a los productos Jotun que hemos aplicado no volverán a salir en muuucho tiempo ¡ole!

Os dejamos con el resultado final, que ahora sí podemos enseñar ¡Esperamos que os guste!
















Antes apenas usábamos esta terracita porque es bastante pequeña y con la fachada tan oscura, me daba reparo  salir a merendar en ella, o simplemente apoyarnos en la pared... ¡Problema resuelto! 

Ahora podemos y queremos disfrutar de esta terraza anexa a la nueva cocina que ya os enseñamos AQUÍ. Estrenada y con ganas de repetir... Ouh yeah!

¿Qué os parece el proceso? ¿Os atreveríais con la fachada? #Queresespoder ¡A por ello!
¡Sed felices!

¡Os esperamos en nuestras redes sociales!